Logo

octubre 16th, 2010:

Despertar…

image

Aunque a veces tenga esa sensación, sé que no sería justo para la mucha gente maravillosa que me he encontrado por el camino decir que este tiempo, estos años pasados, no han sido nada hasta que te cruzaste por mi camino esa mañana de Agosto… Así que simplemente voy a pensar en que han sido una preparación, una escuela que me ha enseñado, sin yo darme cuenta, todos los pasos que tenía que dar hasta acabar en tu puerta.

Con esta plenitud que siento a tu lado me siento en paz con cada decisión, cada acierto y cada error, cada esquina que he doblado alguna vez. Con un simple roce de tus dedos, una mirada o una sílaba de tu boca justificas todo lo anterior, me haces sentir que por fin he descubierto el sentido de mi existencia. Con la felicidad que me aportan estos momentos que compartimos me siento con fuerza para superar todas las veces que haga falta el obstáculo de la distancia… un obstáculo efímero, porque siempre tenemos la promesa de volver a vernos, de volver a construir esa complicidad que nos da el roce de tu piel en la mía.

Llegará ese día en el que tenga el privilegio de que seas tú, y sólo tú, lo primero que vea al despertar, en el que el primer pensamiento que me pasa inequívocamente por le cabeza tenga su reflejo en la realidad, en el que el mejor momento del día no esté hecho de ardillicas y ventanitas, sino de besos y de abrazos. Llegará, seguro, porque sé que he nacido para estar a tu lado. Pero mientras tanto seguiré disfrutando de uno de los placeres más profundos y puros que existen, que es el de ver cada mañana que pueda el rostro de la persona que mas quiero en el mundo al despertar.

Estoy aquí, en esa casa donde me haces sentir tan bien y tan cómodo que parece que llevara aquí toda la vida, mirándote cuando creo que no me miras, sonriendo feliz tanto si me miras como si no… Estoy aquí, en esa cama en la que duermo a tu lado, en la que adoro abrazarte entre sueños y sentir tu respiración, la forma en que tu corazón late… Y cuando no esté, algo de mí seguirá aquí, velando tu descanso, contando los días hasta el siguiente encuentro, durmiendo como una sombra en tu cama, espiándote mientras duerme, besándote sin que te des cuenta para darte los buenos días al despertar.

Al otro lado de la cama

Ahora mismo duermes….
Duermes al otro lado de mi cama, ahi donde siempre en nuestros días de ausencias acabo alargando mis brazos y mis manos tocan ese espacio vacío que un día ocupaste…
Pero hoy estás aqui, estas soñando, estas en la habitación de al lado, estas a mi lado, en mi casa, tu casa.
No hay nada mas hermoso que despertar a tu lado, besar tus ojos cerrados y esa media sonrisa con la que duermes….
No pienso en otra cosa que no sea atrapar en mi mente, en mis recuerdos, en mi cuerpo cada segundo que paso contigo, en estos encuentros que nos hacen vivir apresuradamente y con intensidad esto tan hermoso que nos está pasando…
Y pronto amanecerás, nos diremos buenos días de nuevo y mi sonrisa te dirá todo lo que mi corazón guarda.