Logo

noviembre 10th, 2010:

En tu cuerpo


Un camino sin retorno
un trapecio donde salto sin la red
una puerta que se abre
y de pronto frente a mí está el Edén.

Me libero, me transformo
y me entrego de una forma natural
y te quiero como un niño
sin recelos y sin cartas que ocultar.

En tu cuerpo
me llueven las palabras desde el cielo
me queman las caricias en los dedos
y gasto los tesoros de tu cuerpo.


Espera, y llévame en tus brazos a volar
no ves que soy un hombre tan normal
dentro de ti.


En tu cuerpo…

Descubres con tus labios
los secretos escondidos de mi piel
te siento como un niño
sin recelos, sin cartas que ocultar.


En tu cuerpo
me llueven las palabras desde el cielo
me queman las caricias en los dedos
y gasto los tesoros de tu cuerpo.


En tu cuerpo…