Logo

drexler

Uno


Tanto sumar y tanto correr
sin ir a lugar ninguno
quiero quedarme
y contigo, sentirme uno


Quiero ser uno con tu sonrisa
llevarte el desayuno
Para tu amor
como el mío no encontrarás ninguno


Uno da vueltas
buscando el momento más oportuno
Para pedirte que de tus besos me des alguno


Amar es eso dos corazones latiendo al compás de uno


Tanto fumar
y tanto reir
y tanto mirar tu boca
¡Como quisiera ser aire, del aire que te toca!


Quiero ser uno con tu tristeza
y uno con tu alegría
Quiero que aun sigas conmigo
cuando se haga de día


Uno da vueltas
buscando el momento de dar el paso
No hay nada que no daría
por estar dentro de tu abrazo


Amar es eso
dos corazones bebiendo de un mismo vaso


Tanto sumar y tanto correr
sin ir a lugar ninguno
Quiero quedarme
y contigo, sentirme uno

Antes


Antes de mí tú no eras tú,
antes de ti yo no era yo,
Antes de ser nosotros dos
no había ninguno de los dos,
no había ninguno de los dos.

Antes de ser parte de mí,
antes de darte a conocer,
tú no eras tú y yo no era yo,
parece que fuera antes de ayer,
parece que fuera antes de ayer.

Antes que nada
yo quiero aclarar
que no es que estuviera,
tampoco pasándolo mal antes.
(tampoco estaba pasándolo mal antes)

Pero algo de mí, yo no supe ver
hasta que no me lo mostró,
algo de ti, que quiero creer
que no vio nadie antes que yo,
que nadie vio antes que yo

Después de todo
lo que quiero es decir
que no entiendo como podía vivir antes,
no entiendo como podía vivir antes

no entiendo como podía vivir antes
no entiendo como podía vivir antes
no entiendo como podía vivir

Antes de mi tú no eras tú,
antes de ti yo no era yo.
Antes de ser nosotros dos
no había nonguno de los dos,
Antes de ser parte de mí,
antes de darte a conocer,
tú no eras tú y yo no era yo,
parece que fuera antes de ayer,
parece que fuera antes de ayer.

Antes de irme
yo debo decir:
yo también pensaba que era feliz antes
(pero)
no entiendo como podía vivir antes…

Transoceánica

Voy en este vuelo transoceánico
oyendo tus versos melancólicos,
dejando que el sonido de tu voz
te traiga, así,
del modo más enérgico.

Me regalaste tus somníferos,
me diste tu oráculo sintético,
extraño método
de ahogar la sed, aquí,
lejos de tu lágrima.

Y uno no recuerda
hasta que punto
nació para eso,
ni todo el amor
al que puede tener
acceso.



Nada parece pasar página
a este anhelo,
todo menos lánguido.
¿Cual es la lógica de que se
abra para mí
tu boca tan magnífica?

Dame calma y dame vértigo,
ven a llenar mis pocas horas lúcidas,
extraño método
de ahogar la sed, aquí,
lejos de tu lágrima.