Logo

siempre

Todo empieza y todo acaba en ti

No voy a pedir perdón
por descubrir en ti la luz de mis latidos.
No he de pedir permiso
para adorar tu rostro dulce y ferozmente.

La gente nada sabe del amor
si no se reconoce en nuestros pasos.
Y al lado de la cama, más bien al pie,
espero que esta aurora te despierte.

Que no esperen mis disculpas, corazón,
todo empieza y todo acaba en ti.

Y no te asustes mi amor,
si mi voz suena algo seria y definitiva.
La vida es una y una es la respuesta.
Mi piel se quema sin tu suave sombra.

Te nombran las ciudades que pisé
Y en cada esquina encuentro tu acertijo.
Si vivo fue porque siempre esperé
Para entregarte mi pecho desnudo.

Y el futuro me ha nombrado con tu voz,
En ti todo encuentra una razón.

Todo comienza en ti:
el resto de mi vida y la razón
de abrir cada ventana, la canción
que resuelve mis dudas, mi delirio y mi cura.

Y todo acaba en ti:
los besos, cada fiesta, la raíz
que bebe mis dolores, mi febril
costumbre de buscarte, mis días y este hambre de ti.

No voy a pedir perdón
por entregarme en cuerpo y alma a tus pecados.
Cansado de los subterfugios,
me sumo a tu motín sin ataduras.

Que envidien mi locura corazón,
tú eres mi hogar y afuera me muero de frío.
Elijo regalarte mi canción
porque apareces en todos mis planes.

Me alumbraste y renacido creo en mí
Todo en tu figura halla su fin.

Todo comienza en ti:
el resto de mi vida y la razón
de abrir cada ventana, la canción
que resuelve mis dudas, mi delirio y mi cura.

Y todo acaba en ti:
los besos, cada fiesta, la raíz
que bebe mis dolores, mi febril
costumbre de buscarte, mis días y este hambre de ti.

Pizarra de diciembre

Puro

El tiempo pasa más lento cuando es de noche, las gotas de lluvia engendran arcoiris,
Quizá alguien que conoces pueda brillar y destacar
Mientras las ensoñaciones salen de la sombra y se colorean
Imagínate cómo brilla la luna, cómo deslumbra mis ojos
Y te quiero

Simplemente recostada, sonriendo en la oscuridad
Con estrellas fugaces alrededor de tu corazón
Los sueños bullen en tu cabeza
Siempre puros y sencillos
Ahora lloras mientras duermes
Ojalá nunca hubieras aprendido a llorar
No renuncies a tus sueños, tienes que conservarlos
Puros y sencillos siempre

Soñar con panoramas, con ir en trineo a través de las estaciones
Donde puedas decidir haciendo más caso al corazón que a la cabeza
Mientras llueven las hojas, salpicando de otoño los jardines
Y el frío de las noches se hace más cortante, disfrutar de la luz de la luna
Y te quiero

Simplemente recostada, sonriendo en la oscuridad
Con estrellas fugaces alrededor de tu corazón
Los sueños bullen en tu cabeza
Siempre puros y sencillos
Ahora lloras mientras duermes
Ojalá nunca hubieras aprendido a llorar
No renuncies a tus sueños, tienes que conservarlos
Puros y sencillos siempre

Mírame con tus ojos soñadores
Elévame hasta el cielo estrellado
Hay polvo de estrellas en mi cabeza
Siempre puro y sencillo
Fresco y profundo como nuevos océanos
Me estremezco con sólo mirarte
Cantaré una canción más sensible
Pura y simple, sobre ti

Si el amor es la verdad no pierdas el tiempo en mentiras
Y déjame nadar alrededor de tus ojos
He encontrado un sitio que no voy a abandonar
Voy a cerrar la boca y a dejarme llevar
Ahora me doy cuenta de que el amor es lo único cierto
No es una ristra de bonitas mentiras
Que nos líe haga perder el tiempo

Simplemente recostada, sonriendo en la oscuridad
Con estrellas fugaces alrededor de tu corazón
Los sueños bullen en tu cabeza
Siempre puros y sencillos
Ahora lloras mientras duermes
Ojalá nunca hubieras aprendido a llorar
No renuncies a tus sueños, tienes que conservarlos
Puros y sencillos siempre

Mírame con tus ojos soñadores
Elévame hasta el cielo estrellado
Hay polvo de estrellas en mi cabeza
Siempre puro y sencillo
Fresco y profundo como nuevos océanos
Me estremezco con sólo mirarte
Cantaré una canción más sensible
Pura y simple, sobre ti
Pura y simple, simplemente para ti

La canción de tú y yo

Siempre que reñimos
Trato de hacerte reir
Hasta que se olvida todo
Sé que lo odias

Siempre que reñimos
Te doy un par de besos
Y todo se olvida
Sé que lo odias

Te amo los domingos y
Aún no ha empezado la semana
Y todo está en calma

Y siempre somos
Tú y yo, siempre, para siempre
Tú y yo, siempre, para siempre
Siempre hemos sido
Tú y yo, siempre

Me dices que soy un machote
Y aparentas estar impresionada
No es muy convincente
Pero sabes que me encanta

Después vemos la tele
Hasta quedarnos dormido
No es muy emocionante
Pero somos tú y yo
Y siempre estaremos juntos

Tú y yo, siempre, para siempre
Tú y yo, siempre, para siempre

Siempre fuimos
Tú y yo, siempre, para siempre
Tú y yo, siempre, para siempre

Siempre fuimos
Tú y yo, siempre, para siempre
Tú y yo, siempre, para siempre

No estás solo

Ha pasado otro día
Y sigo completamente solo
¿Cómo puede ser
que no estés aquí conmigo?
Nunca dijiste adios
Que alguien me diga porqué
Tuviste que marcharte
Y dejar mi mundo tan frío

Cada vez que me siento y me pregunto
Cómo se me puede haber escapado el amor
Algo me susurra al oído y me dice
“No estás solo
Estoy aquí contigo
Aunque estés lejos
Estoy aquí para quedarme.”

“No estás solo
Estoy aquí contigo
Aunque estemos separados
Siempre te llevo en mi corazón.
No estás solo.”

Tan solo,
¿porqué?, solo…

La otra noche, sin ir más lejos
Pensé que te oía llorar
Pidiéndome que fuera a por ti
Y que te rodeara con mis brazos
Puedo oir tus plegarias
Te ayudaré con tus dificultades
Pero antes que nada necesito tu mano
Y entonces ya podrá empezar la eternidad

“No estás solo
Estoy aquí contigo
Aunque estés lejos
Estoy aquí para quedarme.”

“No estás solo
Estoy aquí contigo
Aunque estemos separados
Siempre te llevo en mi corazón.
No estás solo.”

Susurra tres palabras e iré corriendo
Y, nena, sabes
Que estaré allí
Estaré allí

No estás sola
Estoy aquí contigo
Aunque estemos separados
Siempre te llevo en mi corazón
No estás sola…

…nunca.

Tuyo

Tuyo soy, y lo sabes. Solamente
necesito sentir que compartimos
esta misma certeza,
la ansiedad de contar cada minuto,
el destino común que nos ha unido.

Me basta con mirarte
o mirar a tu hueco entre las sábanas,
entre cada pared de esta mi casa,
sentado en el sofá, de copiloto,
o quizá a ese vacío
que camina despacio,
por la calle,
a mi lado.
Porque sé que lo cierto
es que vienes conmigo a cada paso,
que en cada esquina en la que te adivino,
en que creo oir tu voz, en la que siento
el tacto de la yema de tus dedos
no es mi mente febril la que me engaña:
eres tú la que viene
y, cuando no te miro,
me rozas, me susurras, me das vida.

Tuyo soy en la palma de mis manos,
en la última caricia
en la última caricia y la primera,
en el profundo surco que esa noche
tus dedos dibujaron
en mi carne
en mi carne y mi alma,
y en todos los demás que me has grabado
inocente, curiosa, destellante.
Y es que era inevitable: me atrapaste
desde el primer instante en el que pude
mirar sobre tus ojos mi reflejo
y supe sin reservas
que prefería morir
que prefería morir a un no reencuentro.

Tuyo, como estas ansias mutuas de devorarnos,
como el correr desnudo por tu cuerpo
como lo hace tu sangre
del corazón al aire en tus pulmones,
a las manos, los brazos, a la nuca,
a tu boca y tu sexo,
a tus pies y a los pliegues de tu espalda,
como ser esa sombra juguetona
que desde la atalaya de tu hombro
te susurra al oído
palabras,
y suspiros,
y mordiscos;
como tender mis trampas
como tender mis trampas y caer en las tuyas
sin nada entre los dos salvo el deseo,
la plenitud del cuerpo entrelazado
y esta piel compartida,
el único equipaje en mi caida
hasta ese dulce abismo de tus besos.

Únicamente tuyo,
como lo era la chispa
que hizo de una visita peregrina
una luz cegadora,
que me tiñó la carne
de tu color secreto, tan hermoso,
tan fiel, tan indeleble.
Tuyo como el enigma
de dejarme arrastrar hasta a tu puerto,
con las velas rasgadas
y las bodegas llenas de recelos,
y volver renovado,
henchido de cariño
y de nostalgia.

Tuyo soy, y lo sabes. Ya que tienes
la llave de tu pecho, en el que habito
te ruego que la tires,
que no me dejes nunca
abandonar el nido de tu abrazo.
Ahora que al fin encuentro
un hogar con rumor mediterráneo,
con tantos horizontes
comunes a los míos, con el aura
de infinita ternura que te viste,
ya no voy a marcharme.

Nada pasa al azar, y en esta historia
cada senda tomada, cada cara
y cada cruz marcada en mi moneda
me llevaban seguras
me llevaban seguras a encontrarte,
a saber que contigo
soy y seré feliz
sin condiciones.

Es la tela de araña de la vida
y se bien que mi juicio está sellado.

Estoy predestinado:
Estoy predestinado: Tuyo soy,
Estoy predestinado: y lo sabes.

Isica del campo

Isica es del viento
y yo nunca la tendré;
si la quiere traer una brisa de mar,
abriré de par en par mi cuerpo.

En mis velas sabe
confundir la calma y la tempestad.
Con una lazo suave
pero al fin y al cabo atándome.

Isica del campo
trae la arcilla de su piel,
y del río me da las palabras
que van adornándonos de primavera.

Como un vino suave
enredando apenas la razón.
Con un lazo suave
pero al fin y al cabo atándome.

Y me tiene eternamente aquí
entre el agua y el huracán.
Entre tierra y llamas seguiré
porque ella es el mejor lugar.

Isica es del fuego,
es del mago de la luz;
a su isla llevé mis cenizas
y ni hay regreso, ya quemé mis naves.

Como un vino suave
enredando apenas la razón.
Con un lazo suave
pero al fin y al cabo atándome.

Si no eres tú

Si no eres tú, ¿cómo es que está alegre mi alma hoy?
Si no eres tú, ¿como es que mi mano y la tuya encajan así?
Si no eres mía, ¿cómo es que tu corazón me devuelve la llamada?
Si no fueras mía, ¿tendría fuerzas acaso para seguir en pie?

Nunca sé lo que deparará el futuro
Pero sé que estás aquí conmigo
Lo superaremos
Y espero que seas la persona con la que comparta mi vida

No quiero salir corriendo, pero no lo aguanto, no puedo entenderlo
Si no estoy hecho para ti, ¿cómo es que mi corazón me dice que sí?
¿Hay algún modo de que pueda estar siempre en tus brazos?

Si no te necesito, ¿cómo es que estoy llorando en mi cama?
Si no te necesito, ¿cómo es que tu nombre retumba en mi cabeza?
Si no eres para mí, ¿por qué me hiere tanto esta distancia?
Si no eres para mí, ¿por qué sueño con que eres mi muhé?

No sé cómo será la vida de aquí a entonces
Pero sé que no es más que un camino
Lo recorreremos
Y espero que seas la persona con la que comparta mi vida
Y deseo que estemos juntos hasta la muerte
Y rezo porque seas la persona con la que construya mi casica
Espero amarte toda la vida

No quiero salir corriendo, pero no lo aguanto, no puedo entenderlo
Si no estoy hecho para ti, ¿cómo es que mi corazón me dice que sí?
¿Hay algún modo de que pueda estar siempre en tus brazos?

Porque te echo de menos, en cuerpo y alma, tanto que me impide respirar
Y mi corazón te respira, y ruego ser fuerte para mantenerme en pie hoy
Porque te quiero, esté bien o no,
Y aunque esta noche no pueda estar contigo
Sabes que mi corazón está a tu lado

No quiero salir corriendo, pero no lo aguanto, no puedo entenderlo
Si no estoy hecho para ti, ¿cómo es que mi corazón me dice que sí?
¿Hay algún modo de que pueda estar siempre en tus brazos?

Volver a respirar

Si nunca vuelvo a sentirte en mis brazos,
si nunca vuelvo a sentir tu dulce beso,
si nunca oigo “te quiero” una y otra vez,
¿nunca volveré a hacerte el amor una vez más?
Por favor, entiende que si el amor acaba
te prometo, te prometo que
nunca volveré a respirar.
Volver a respirar, volver a respirar,
que nunca volveré a respirar.

Y no puedo dejar de pensar
en cómo eran las cosas antes,
y no puedo dejar de pensar
en todo el amor que me diste.
Y no puedo dejar de pensar en ti;
¿crees que se me ocurriría empezar
a dejarte salir de mi vida
y echar por la borda mi corazón?
Y no puedo dejar de estar pendiente
de la niña de mis ojos,
y no puedo dejar de existir
sin el centro de mi vida.
Y no puedo sacarte de mi cabeza,
y sé que no puedo fingir
que no voy a morir si decides
que no quieres volver a verme.

Si nunca vuelvo a sentirte en mis brazos,
si nunca vuelvo a sentir tu dulce beso,
si nunca oigo “te quiero” una y otra vez,
¿nunca volveré a hacerte el amor una vez más?
Por favor, entiende que si el amor acaba
te prometo, te prometo que
nunca volveré a respirar.
Volver a respirar, volver a respirar,
que nunca volveré a respirar.

Y no puedo dejar de pensar
en cómo sería mi vida.
No, no puedo dejar de pensar,
en cómo pudiste amarme e irte después.
Y no puedo sacarte de mi cabeza,
Dios sabe bien que lo he intentado,
y si sales de mi vida
Dios sabe que moriré sin remedio.
Y no puedo dejar de existir
sin el ritmo de mi corazón.
No, no puedo dejar de existir,
porque esto va a acabar conmigo.
Y no puedo sacarte de mi cabeza,
y sé que no puedo negarlo,
y moriría si decides
que no quieres verme más.

Si nunca vuelvo a sentirte en mis brazos,
si nunca vuelvo a sentir tu dulce beso,
si nunca oigo “te quiero” una y otra vez,
¿nunca volveré a hacerte el amor una vez más?
Por favor, entiende que si el amor acaba
te prometo, te prometo que
nunca volveré a respirar.
Volver a respirar, volver a respirar,
que nunca volveré a respirar.

Canción de amor

Cada vez que estoy a solas contigo,
me haces sentir en casa otra vez,
cada vez que estoy a solas contigo,
me haces sentir entera otra vez.

Cada vez que estoy a solas contigo,
me haces sentir joven otra vez,
cada vez que estoy a solas contigo,
me haces sentir feliz otra vez.

Da igual la distancia,
siempre te amaré,
por mucho tiempo que quede,
siempre te amaré,
dan igual  las palabras que digo,
siempre te amaré,
siempre te amaré.

Cada vez que estoy a solas contigo,
me haces sentir libre otra vez,
cada vez que estoy a solas contigo,
me haces sentir pura otra vez.

Da igual la distancia,
siempre te amaré,
por mucho tiempo que quede,
siempre te amaré,
dan igual  las palabras que digo,
siempre te amaré,
siempre te amaré.